Historia de la Diócesis

zonasColimabLa provincia de Colima perteneció al obispado de Guadalajara de 1797 a 1881. Desde 1860, el sacerdote José Ramón Arzac empezó a hacer gestiones para que Colima fuera elevada al rango de sede episcopal. En el mismo sentido, el 29 de junio de 1877, la Sociedad Católica Colimense, que estaba integrada por personas muy distinguidas de la población, presentó al Papa Pío IX una solicitud bien documenta para que erigiera un nuevo obispado con sede en la ciudad de Colima. Dicha petición iba acompañada por una carta del obispo de León, Don José María de Jesús Díez de Sollano y Dávalos, quien reafirmaba la conveniencia de que Colima fuera diócesis. Como a Colima no llegaban noticias sobre la petición hecha a la Santa Sede, el Señor José Ramón Arzac, entonces canónigo de la Iglesia Metropolitana de Guadalajara, se decidió ir a Roma para acelerar los trámites para la creación de la diócesis, pero murió en Manzanillo, antes de tomar el barco, el 21 de abril de 1880.

Posteriormente, el 11 de diciembre de 1881, el Papa León XIII, a través de la bula “Si principum”, dio su beneplácito para la erección de la diócesis de Colima. La bula fue ejecutada el 19 de noviembre de 1882 en el templo del Beaterio por el arcediano de Guadalajara, Don Luis Michel, a nombre del Excmo. Señor Don Pedro Loza y Pardavé, Obispo de Guadalajara. La nueva Diócesis contaba entonces con 141,742 habitantes, 13 parroquias (Almoloyan, Colima, Cuautitlán, Ejutla, Jilotlán, Pihuamo, Purificación, Tecalitlán, Tecomán, Tomatlán, Tonila, Tuxcacuesco y Zapotitlán) y 52 sacerdotes seculares, ningún religioso. A falta de obispo que tomara posesión, el Señor Michel nombró Administrador Apostólico al párroco de Almoloyan, Don Mariano T. Ahumada. Se declaró titular a la Virgen de Guadalupe.

Es importante destacar que el Seminario de Colima fue fundado en 1846, como Seminario Auxiliar de Guadalajara, y por lo tanto antes de la erección de la Diócesis de Colima.

La Diócesis de Colima ha tenido 11 Obispos residenciales y un Obispo Coadjutor:

Mons. Francisco Melitón Vargas y Gutiérrez † (15 Mar 1883 – 1 Jun 1888)
Mons. Francisco de Paula Díaz y Montes † (27 May 1889 – 14 Abr 1891)
Mons. Atenógenes Silva y Álvarez Tostado † (11 Jul 1892 – 21 Ago 1900)
Mons. José Amador Velasco y Peña † (17 Jul 1903 – 30 Jun 1949)
Mons. Ignacio de Alba y Hernández † (30 Jun 1949 – 25 Jul 1967)
Mons. Leonardo Viera Contreras † (25 Jul 1967 – 25 Mar 1972)
Mons. Rogelio Sánchez González (23 Jul 1972 – 8 Feb 1980)
Mons. José Fernández Arteaga (8 Feb 1980 – 20 Dic 1988)
Mons. Gilberto Valbuena Sánchez (8 Jul 1989 – 9 Jun 2005)
Mons. José Luis Amezcua Melgoza (9 Jun 2005 – 2 de May 2013).
Mons. Marcelino Hernández Rodríguez (11 Nov 2013 – )

El 28 de enero de 1961, al crearse la Diócesis de Autlán, Colima le cedió 11 parroquias y recibió 5 de la arquidiócesis de Guadalajara. El 30 de abril de 1962, al erigirse la Diócesis de Apatzingán, Colima le cedió las tres parroquias de Michoacán (Coahuayana, Aquila y Villa Victoria), pero por convenio entre los Obispos de ambas Diócesis, Colima siguió atendiéndolas pastoralmente hasta la erección de la Diócesis de Ciudad Lázaro Cárdenas, el 18 de octubre de 1985. Actualmente la Diócesis de Colima sigue atendiendo la rectoría de Trojes, Mich., que pertenece a la Diócesis de Apatzingán. El 25 de marzo de 1972 es creada la Diócesis de Ciudad Guzmán, cediéndole Colima 8 parroquias de Jalisco.